Control de costes: aumenta la rentabilidad total de la empresa