Seleccionar página

El entorno del software para asesoríasl está cambiando. Nuestros clientes nos lo han dicho, los analistas y expertos lo dicen. Y el despacho tiene dos retos: la competitividad y la transformación. Es decir, hay que ser competitivo: diferenciarse, innovar, y definir la imagen de marca. Así, adaptando nuevas filosofías de trabajo, colaborando y con una buena comunicación, con un software para gestorías, transformarás tu despacho y tendrás éxito.

Ayer cerramos el ciclo de jornadas “El cambio de paradigma del despacho profesional” que organizamos junto con Oriol López. Finalizados los diferentes eventos, queremos dejaros con una reflexión de la visión Oriol y de lo que vosotros nos habéis transmitido.

Tenemos en nuestras manos construir un mundo mejor

Sí, tenéis las herramientas y el conocimiento necesario para ayudar a las empresas a obtener mejores resultados. Mejorar el mundo no significa ser un héroe de cómic, lo lográis al facilitar la vida de los empresarios y de sus empleados.

Las soluciones y la tecnología o software para gestorias os ayudan con los datos, pero sois vosotros -el despacho- quien dará valor y dará consejos al cliente. “Pregunta y aprende qué inquieta a tus clientes, así valorarán tus servicios”. Interpretar los datos y dar respuesta a la pregunta del cliente a veces puede no ser suficiente. Por eso, nos quedamos con el genial símil que hace Oriol: dos personas van en un globo aerostático y se pierden; ven debajo de ellos a una persona a quien le preguntan dónde están. Pasan dos horas y les responde: en el cielo. La respuesta es exacta y acertada, pero a los pasajeros en el globo de nada les sirve. Aprendiendo qué les preocupa a tus clientes, les darás la respuesta que esperan y conseguirás que valoren tus servicios.

Al final, tus clientes además de saber si su empresa va bien o mal desean que les expliques más. ¿El qué? Lo descubres cuando les preguntas, en cada llamada; al construir una relación con tus clientes, ellos te explican sus preocupaciones. De este modo, hallarás que entablando una relación con ellos, les darás consejos que valorarán y te pedirán ayuda para realizar las acciones necesarias para alcanzar su meta.

Hazlo posible: las relaciones son el motor de crecimiento de tu despacho. Busca momentos para dedicarte a tu despacho y encontrar formas de comunicarte y aportar consejos que valoren tus clientes. Será maravilloso.