Seleccionar página

La gestión de datos es básica en la empresa de hoy. Hablamos de big data, de CRM. Tenemos mucha información, hojas y hojas. Pero es difícil sacar conclusiones y extraer información que nos ayude a tomar decisiones.

Por eso, es necesario para tener la información ordenada tener soluciones que automaticen procesos y que filtren. De este modo, podremos dedicar el tiempo a tareas cualitativas, es decir, a ver si una oferta ha funcionado bien y repetirla. A comprobar cuántas veces un cliente ha hecho pedidos a nuestra empresa y premiar su fidelidad. Porque al final lo que interesa es simplemente eso: tener al cliente contento y que confíe en nuestro servicio.

Queremos acercar la tecnología a nuestros clientes. A veces enfrentarse a algo nuevo es complicado al principio, pero tras un breve período de formación y adaptación los beneficios que puedes obtener al utilizar soluciones que te ayuden a ordenar los datos son enormes.

Hoy estamos de evento en Tarragona, junto a Iuris Assessors, y los asistentes se han encontrado por sorpresa un huevo prehistórico lleno de pequeños dinosaurios. ¿Por qué? Simplemente es un guiño a todos aquellos que el día a día les impide pararse y decir: ¿aún gestiono a mis clientes como en el jurásico?